Síndrome del Túnel Carpal

Síndrome del Túnel Carpal

El nervio mediano que atraviesa el canal del carpo, junto con los nueve flexores de los dedos, es el responsable de la sensibilidad del dedo pulgar, índice, medio y el borde radial del dedo anular. El túnel carpal se delimita posterior y lateralmente por los huesos del carpo de la muñeca semicircular y ventralmente por el ligamento del carpo. La compresión a este nivel se denomina Síndrome del túnel carpal (STC) (Figura 13.1).

El cuadro se asocia con diferentes grados de debilidad y atrofia de los músculos intrínsecos de la mano inervados por el nervio mediano.

Frecuencia

Tiene una incidencia anual en la población de 125 por cada 100.000 habitantes y una prevalencia en la población general de alrededor del 5 por ciento.

Esta condición ocurre con más frecuencia en personas entre los 30 y 60 años de edad y es más común en mujeres en una proporción de cuatro por cada hombre.

Factores predisponentes

La diabetes y el hipotiroidismo están relacionados con el síndrome del túnel carpal hasta en un 25 por ciento de los casos. La artritis reumatoidea en un 20 por ciento de los casos produce el Síndrome del Túnel Carpal, debido a la tenosinovitis de los flexores de los dedos. También se ha visto una incidencia mayor con el embarazo, el síndrome premenstrual y en la menopausia; esto probablemente se debe a los cambios hormonales que producen retención de líquidos e inflamación de los tejidos. La presencia de insuficiencia renal, acromegalia, obesidad y tuberculosis reciente puede incrementar la aparición del STC.

Causas

Son múltiples y pueden incluir una o más de las siguientes:

  • Traumatismos repetitivo
  • Exposición a la vibración excesiva (taladros mecánicos o hidráulicos)
  • Alteración estructural (ósea) del conducto carpeano o un canal estrecho congénito
  • Lesiones tumorales (lipoma, schwanoma, neurofibromas, gangliones, etc.)
  • Fracturas de los huesos del carpo o del tercio distal del radio

Diagnóstico clínico

Signo de Phalen

El diagnóstico se realiza por las manifestaciones clínicas que refiere el paciente y se corrobora en el examen físico. Se buscarán los siguientes signos:

  • Signo de Phalen (prueba de flexión de la muñeca).El paciente flexiona ambas muñecas a 90 grados lo cual desencadena los síntomas de las “parestesias” en respuesta a la compresión del nervio mediano. Con esta posición la parentesia aparece antes de los 60 segundos (Figura 13.2).
  • Phalen inversoEl paciente extiende o dorsiflexiona activamente la muñeca, apareciendo la “parestesia” alrededor de los 120 segundos.
    Evaluación de Sensibilidad del Nervio Mediano
  • Signo de TinelConsiste en golpear suavemente en el trayecto del nervio mediano de la muñeca de proximal a distal y se considera positivo cuando existen parestesias o sensaciones eléctricas en la distribución del nervio mediano desencadenadas por los golpes en el trayecto del nervio.La sensibilidad está disminuida en los tres primeros dedos y la mitad radial del cuarto dedo de la mano y dos tercios radiales de la palma de la mano (Figura 13.3 y Figura 13.4).Inervación Sensitiva de la Mano
  • El diagnóstico definitivo se realiza mediante estudios de neuroconducción del nervio mediano. El estudio va a mostrar una prolongación de la latencia motora del nervio mediano mayor de 4,0 mseg o una prolongación de la latencia distal sensitiva mayor a 3,5 mseg.Usualmente la velocidad de conducción nerviosa general se mantiene, pero puede comprometerse la amplitud del nervio sobre todo en síndromes del túnel carpal de larga data.

Tratamiento

Una vez que se ha confirmado el diagnóstico de síndrome del túnel carpal se debe excluir otras causas patológicas asociadas tales como
hipotiroidismo, diabetes, artritis reumatoidea, obesidad, etc. En ocasiones se debe reubicar laboralmente al paciente, en funciones donde
exista menos demanda manual. El manejo conservador se basa en el uso de férulas de uso nocturno con la mano en posición neutra la cual se utiliza por las noches con buenos resultados.

Infiltración con corticoides

Se ha demostrado que la infiltración con corticoides es superior al placebo para disminuir los síntomas de atrapamiento del nervio mediano
a nivel del carpo cuyo alivio se mantiene hasta por varios meses después de la inyección. Los medicamentos recomendados son la hidrocortisona (25 mg), triamcinolona (25 mg) o metilprednisolona (40 mg) los cuales se pueden mezclar con xilocaina al 2 por ciento.

Se inyecta la mezcla, en cantidad total de 1 a 1,5 ml a la altura de la cresta de la piel distal del carpo inmediatamente en el borde ulnar a la inserción del tendón del músculo palmaris longus.

Tratamiento quirúrgico

Si los síntomas reaparecen se recomienda la liberación quirúrgica del túnel del carpo, que consiste en la resección del ligamento transverso del carpo; la cual puede realizarse por vía endoscópica o por vía abierta con anestesia local. Posteriormente, el paciente necesitará un periodo corto de fisioterapia, consistente en movilizaciones activas y ejercicios de fortalecimiento de los músculos intrínsecos de la mano.

Dr. Victor Gil Chang

Teléfonos: 2221-4321 / 2256-5456

Información General

Teléfonos:  2221-4321 / 2256-5456

Fax:  2221-9747

Dirección:
De la Entrada Principal del Hospital Calderón Guardia, 100 mts. al norte, 50 al Oeste.
San José, Costa Rica.

Horario: Lunes a Viernes: 8 a.m a 8p.m. Sábados: 8a.m. a 5p.m.

Clínica Panamericana le ofrece artículos e información sobre medicina y padecimientos en general. Estos son escritos por
nuestros profesionales y colaboradores con la intención de brindar información valiosa para nuestros pacientes y visitantes.